0213387450

Home » Desarrollo Personal » Balanceando Activos y Pasivos

Balanceando Activos y Pasivos

Hay momentos en el recorrido personal en el que precisamos frenar, retroceder hacia adentro y replantearnos perspectivas, el cierre del año es quizás el momento más propicio para hacer un análisis a detalle de nuestros días, de mirar nuestra hoja de ruta y hacer el balance de todo lo transitado durante el año 2016.

Si hoy tuvieras que realizar un análisis contable – personal podrías estimar cuáles son tus activos y cuáles son tus pasivos…? Posiblemente la respuesta incline más al NO que al SÍ.

En términos contables, ACTIVO es lo que tenemos y PASIVO es lo que debemos.

Aplicando dichos términos al plano personal, podemos referir  activo como aquello que tenemos y que nos habíamos propuesto y que hemos logrado, y pasivo sería aquello que todavía no hemos logrado aunque queremos alcanzarlo.

Considerando esta pequeña introducción, te propongo hacer un collage de los días y las experiencias de los mismos en este periodo 2016 a ver que activos y pasivos encontramos.

Empecemos por contestarnos esta mini encuesta introspectiva:
  • ¿Qué nuevas experiencias vivenciaste este año?
  • ¿Qué nuevos conocimientos adquiriste, sea académicos o circunstanciales?
  • ¿Qué nuevas personas conociste o bien reconociste y elegiste dejarlas ir, a quiénes incluiste dentro de ese equipo de élite afectivo llamado AMIGOS?
  • ¿Qué desafíos te cumpliste, a cuáles llegaste bien, a cuáles más o menos y a cuáles le pusiste –igual que yo– el rótulo, seguimos participando?
  • ¿De qué te sientes orgulloso/a de haber logrado?
  • ¿Qué errores nuevos cometiste, qué cosas no volverías a hacer o las harías distintas?
  • ¿Qué aprendiste a costa del malestar, el dolor, o quizás del sufrimiento?
  • ¿Qué dejas como pendiente, qué quisiste hacer pero no pudiste y lo llevas al año próximo?

Considera dentro de tus activos, un aspecto importante, ¿Qué Agradeces este año?

El agradecimiento es necesario. Es importante analizar a qué estamos agradecidos porque veremos el balance del año más auspiciosamente, pues en ocasiones se nos olvida que tenemos más suerte y somos más afortunados de lo que nos creemos.

Todo lo que aprendiste sirve para seguir el proceso de avanzar, este año, en este momento, no sos la misma persona que eras el año pasado, así como tampoco serás la misma el año que viene. Todo suma, todo sirve, y como dice Gustavito Cerati, Todo  sirve, nada se pierde, yo lo transformo.

Haz tus columnas de activo y pasivo. Respóndete honestamente, recuerda que la primera regla de Ser Honesto, es empezando con uno mismo.

Analiza cómo ha sido tu año, seguro que aprendes un par de cosas, la cronología del año es diferente, sin embargo si nosotros perseveramos en ciertas actitudes y conductas, no capitalizamos nuestras vivencias y experiencias, no podremos darle valor al aprendizaje, y tendremos más de lo mismo. Entonces cambiamos los números en el año y nosotros seguimos sin cambiarnos.

Año nuevo implica, ganas nuevas, implica gestión personal, porque siempre habrá una razón para volver a creer y un motivo para seguir intentando convertirnos en nuestra mejor versión personal.

Vos elegís hacia dónde y decidís hasta cuándo, porque tu camino es un asunto exclusivamente tuyo, así como tu año, así como tu vida.

Atentamente.

 

ArteSanaMental

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *